martes, 28 de junio de 2011

¿Sabes?

¿Sabes cuando a veces necesitas hablar con alguien? Con nadie en concreto, solo hablar.
¿Sabes cuando a veces necesitas querer a alguien? A nadie en concreto, solo a alguien, para sentirte querida, necesaria.
¿Sabes cuando a veces necesitas tumbarte al sol? En ningún lugar en especial, solo al sol.
¿Sabes cuando a veces necesitas estar sola, sin nadie alrededor, en un lugar tranquilo? Para pensar, reflexionar, sin distracciones.
¿Sabes lo que me apetece ahora? Hablar con alguien, querer a alguien, tumbarme al sol con alguien, y estar con alguien en un lugar tranquilo y sin nadie alrededor. Nadie en especial, pero alguien.
Tengo ganas de enamorarme.

viernes, 24 de junio de 2011

Siempre pasa lo mismo.
Chica conoce a chico. Chica se ilusiona con chico aún sabiendo lo que hay. El chico le da falsas esperanzas. Chica tiene una amiga muy guapa en la cual se fija ese chico. Chica se derrumba.
Y a los 4 días, chica decide pasar de todo y no preocuparse. Intenta sonreír a todas horas delante de todo el mundo para que nadie se preocupe. Y le sale bien, se siente bien sonriendo.
A mi también me gusta verla sonreír, y no como hace una semana que estaba llorando sin parar.

jueves, 16 de junio de 2011

Tonta.

Si, así es, tonta, no hay otra palabra.
Tonta por seguir tu juego.
Tonta por abrir los ojos y volver a caer. Porque con un simple "hola" ahí estoy yo.
Me pueden decir que no me convienes, que estás jugando conmigo, que voy a acabar mal. Y lo malo es que sé que tienen razón. Sé que me quieres para lo que me quieres, y también sé que voy a acabar mal, sufriendo como nunca tal vez. Si me convienes o no, ahí ya tengo mis dudas. Porque sé que a tu lado estaría en las nubes.
A pesar de saber todo esto, yo te seguiré el royo. Y haremos lo que haremos. Porque lo sé. Pero bueno, mientras voy a aprovechar, si después estoy mal, mala suerte. Yo me lo busqué.
Y una última cosa, por si no te queda claro después de todo, me gustas, y si, me gustaría pensar que todo esto puede tener un bonito final. Aunque sé también que no es posible.
¡Ah! Se me olvidaba. Gracias por sacarme una sonrisa cada vez que hablo contigo, creo que es una de las pocas cosas que a la larga te podré agradecer.

sábado, 11 de junio de 2011

Si algún día me dijesen que tenía alguna oportunidad contigo, aunque fuese en secreto, no me lo creería.
Y ayer, al fin, llegó ese día. Que si hablamos un poco, que si nos miramos. Que guapo eres joder. Para que negarlo.
Tenía la oportunidad de estar contigo un rato en la palma de mi mano, solo tenía que decir un "tengo que hablar contigo" para que nadie sospechase. Y como orgullosa que soy, no lo hice. No te lo dije.
Si que es verdad que cumplí mi promesa de pasar de ti...
Pero pasaron a penas 12 horas y me arrepiento un montón de no haberte dicho nada, y de hacer lo que hice. Si, tal como lo lees.
Dicen que las oportunidades pasan una vez en la vida... Bueno, pues contigo, espero que pase otra vez, porque no la pienso desaprovechar, tenlo por seguro.
Y otra cosa que me tengo que apuntar, es que hay que vivir el día a día, hay que disfrutar de cada momento. Vivir la vida vaya. Y aunque sean 10 minutos de mi vida, quiero pasarlos contigo.

jueves, 2 de junio de 2011

Me gustaría poder darte un beso y hacer como que no pasó nada, para evitarme problemas con la chica a la que quieres.
Pero te digo una cosa, se acabó esta situación. Lo llevo pensando hace unos días, si te tengo que decir una cosa te la digo y punto. Igual que digo ahora que ya está, tu oportunidad se fue, que si alguna vez quisiste algo conmigo, hubieses aprovechado, porque esta tonta ya no está aquí para aguantar tus gilipolleces.
Esta tonta ya no es tan tonta, que ya me das igual, chaval.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Las 24 horas del día y los 60 minutos de la hora.

No te lo voy a negar, que a cualquier persona le gusta que le digan eso de: "Hoy no dormí porque estuve pensando toda la noche en ti", o "pienso en ti las 24 horas del día y los 60 minutos de cada hora", y acabar con un "te quiero, eres muy especial para mi".
Tampoco te voy a negar que es la declaración más bonita que me han hecho en la vida. Y me fastidia un montón tener que decirte que no es correspondido, que a mi me gustaría que me lo dijera otra persona.
Pero lo que si te digo, es que hay muchos peces en el río seguramente mejores que yo, y que serás feliz con otra persona, ya verás.
Que el amor aparece cuando quiere, y se va cuando se marchita, como una rosa.
Y no dudes en pedirme lo que necesites, de verdad, que yo te quiero también, aunque sea como amigo.

viernes, 20 de mayo de 2011

Hoy no me preocupa nada, hoy solo quiero pasármelo bien, bailar al ritmo de la música me guste o no la canción, acabar con los pies hinchados y doloridos de los tacones que llevaré, sacarme fotos con mis amigas que tanto las quiero, gritar, cantar, beber, reír, sin lloros de por medio, y llegar a casa por la mañana, sacarme los tacones, y dormir plácidamente.
Si estuvieras tu conmigo mejorarías la noche, está claro, pero bueno, sin preocupaciones.

sábado, 14 de mayo de 2011

Tener tanto que hacer que lo único que quieres es estar tirada en el sofá, con el ordenador, escuchando música y comiendo cualquier cosa.
O mejor, tener tanto que hacer que lo único que quieres es que te diga de quedar, estar por ahí escondida con él, sin preocupaciones, y que nadie os vea, escondiendo esos besos y esas miradas de complicidad.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Dime,

¿qué prefieres?
¿Playa o montaña? ¿Verano o inverno? ¿Televisión o ordenador? ¿Carta o e-mail? ¿Blanco o negro? ¿Música tranquila o para bailar? ¿A ella, o a mí?

viernes, 6 de mayo de 2011

Soy una persona exigente. No lo niego. Y cuando encuentro algo que me gusta, siempre me echa algo para atrás.
Me gusta ver los blogs de moda, de como viste la gente y coger ideas, pero en cambio, no me atrevo a subir fotos mías.
Me gustan los tacones, muchísimo, sean como sean, y en cambio, no los llevo casi nunca, solo por las noches.
Me gusta maquillarme, y nunca lo hago.
Me gusta probarme ropa, ir guapa, y experimentar cosas nuevas, pero no lo hago por el miedo al que dirán.
Soy caprichosa, muy caprichosa, y consigo lo que quiero. Menos en estos aspectos.
Y en el tuyo claro, me gustaría conseguirte, tenerte a mi lado, acurrucaditos en el sofá en los días de lluvia, dándonos besos, sin parar; y los días de sol, dar vueltas por el paseo marítimo de la mano, anunciando a la ciudad entera nuestro amor.
Me gustaría que fuese así, y que me quisieses, como quieres a la que quieres ahora mismo.
De ilusiones se vive, y digamos que ahora mismo, tu eres mi ilusión. Y quien sabe, quizá un día de estos me atreva a decirte algo, y quedemos para tomar algo, y lo que surja, claro.

jueves, 5 de mayo de 2011

Tengo la sensación de que el mundo está en mi contra. De que nada me sale bien. Y solo quiero tirar la toalla, o huir, eso me vendría mejor quizás.
Huir lejos unos cuantos días, o meses, hasta que vuelva la calma a mi vida. Últimamente está todo revuelto, no le encuentro orden a nada, y tampoco me esfuerzo por ordenar. Ni orden ni sentido.
El sentido que tiene la vida de cualquier persona, mi vida, no lo tiene.

miércoles, 27 de abril de 2011

Me gusta verme en el espejo sonriendo, me contagio más aún y no puedo dejar de sonreír.
Por el mismo motivo, le sonrío todos los días a la gente que esta cerca de mí, para contagiarlos, y que ellos no paren de sonreír tampoco.
Y no lo voy a negar, también sonrío mucho porque cabe la posibilidad de que a una persona le guste mi sonrisa más que otra cosa, y que con el hecho de sonreír le alegre el día. Pero ya digo, es una posibilidad.
Una posibilidad que me gustaría que fuese real.

lunes, 18 de abril de 2011

No sé lo que tengo que decir si me preguntan si te conozco, y no sé como tengo que actuar cuando te veo.
Solo sé, que hasta ahora, cuando te veo me giro, y me escondo, para que no me veas; aunque más tarde, esté intentando llamar tu atención, y no lo consigo.Pero estoy completamente segura, que al menos una vez, me viste, y no digas que no, porque lo sé.
Y no te atreves a hablarme, ni yo a ti.
Qué quieres, soy así de cortada. Y tú no sé por qué no me hablas, y bueno, tampoco sé por qué me hablas por esa famosa red social, y tampoco sé por qué me dices de ir a tomar algo, si cuando me ves te haces el loco. Y yo también, ya lo sé, pero te prometo, que la próxima vez que te vea,  te hablaré, o por lo menos, no me giraré y te diré un simple "hola"; bueno, más bien, te prometo que intentaré hacerlo.
Pero me tienes que prometer una cosa, que no me girarás la cara, ni que me mirarás raro, me lo tienes que prometer. Yo te prometo una cosa, y cambio tú, otra.

martes, 12 de abril de 2011

Y no encontrar las palabras exactas para expresar como te sientes.
Estar a las 13:00 hundida y a las 17:00 saltando de alegría.
Y tener ganas de recuperar a tu mejor amiga.
Y tener ganas de tirarte en tu querida playa, y ponerte más morena que nunca.
Y tener ganas de ir de viaje y conocer sitios nuevos, y gente.
Y tener ganas de tantas cosas que ya te cuesta contar todo.

domingo, 10 de abril de 2011

Y volver a sentir esa sensación, y en ese momento, no tener nadie con quien hablar.

martes, 5 de abril de 2011

Quiero que sepas que en días como hoy, o como los que van a venir, tan soleados, me gustaría cogerte de la mano y caminar por la playa, sintiendo la brisa del mar.
Y quedarnos hablando hasta que anocheciera, viendo como el sol se esconde.


miércoles, 30 de marzo de 2011

No entiendo nada.

Esta frase la podría aplicar a cualquier cosa, a matemáticas, a química, a economía, a física, al tiempo de esta ciudad, a cosas que pasan a diario... Pero, en esta ocasión, es por ti. No entiendo nada. 
Me tienes loca, en todos los sentidos. Que si si que si no. Que si blanco que si negro. Que si un café o directamente ya nos damos un beso.
A mi, sinceramente, me gustaría que si, y que fuese blanco, y que nos diésemos un beso, así, directamente.
Pero lo que no puede ser, no puede ser. Aunque en realidad, tú sabes bien si puede ser o no. Lo sabes mejor que nadie. Y harás lo que quieras. Y yo como una tonta, lo aceptaré.
Cuando te aclares, si quieres charlamos, y quedamos para tomar un café, y si surge, nos damos un beso, así, directamente, y vemos juntos el futuro gris (o blanco), y convertimos el no de ahora, en un si.

martes, 29 de marzo de 2011

sábado, 26 de marzo de 2011

Decepciona tanta gente a lo largo de la vida... Pero desde luego él es una de las personas con la que no quería que me pasara.

martes, 22 de marzo de 2011

Loca.

Tiene unas ganas locas de enamorarse, y muy poca gente la entiende.
Tiene ganas de coger a un chico y empezar a cantarle, o empezar a cantar una canción en su casa que le recuerde a él.
Tiene ganas de cogerlo de la mano e ir caminando por la ciudad, dándole besos sin parar, como una loca.
Tiene ganas de sentir esa locura que se siente cuando uno está enamorado.

domingo, 20 de marzo de 2011

Desilusión.

Se pasó toda la semana, o incluso más, esperando ese día. Y llegó, al fin llegó. Estaba nerviosa, pero era su oportunidad.
Le gustaba mucho, le encantaba, era su prototipo, y lo sigue siendo, claramente, y cada vez le gusta más.
Y puedo decir que ella es muy tímida, muchísimo, y más para este tipo de cosas. Para ir a hablarle a una persona que conoce para que le presente al amigo. Y lo hizo. Aún no sé como, pero lo hizo.
Y allí estaba, yo la vi, dándole dos besos y bailando con él. Y puf, majisimo, para que negarlo. 
Pero pum, una piedra, tiene novia...
Pues nada, no pasa nada, solo lo conocía fisicamente. Y aquí está ella, hablando con él ahora mismo, por msn.
Pero está desilusionada, siempre le pasa lo mismo. Tiene que dejar de ilusionarse tanto...


miércoles, 16 de marzo de 2011

16 de Marzo.

Hoy hace 92 años que viniste, y también hace 4 meses que te fuiste.
No sabes cuanto daría por verte otra vez, por última vez, y darte un abrazo como el que nunca te di.
Te echo de menos.

viernes, 11 de marzo de 2011

El Miedo

Eso que nos frena a hacer todas las cosas que queremos. El Miedo.
¿Quién no lo ha tenido alguna vez, aunque sea por una tontería?
Ella tiene miedo, mucho miedo, a cada paso que da.
Yo creo que para superarlo, tiene que sentarse frente a un espejo y mirarse, y ver todo lo que hay.
Yo también tengo miedo, miedo a que no lo pueda superar.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Y es que ella, es una persona que le gusta maquillarse, y no lo hace porque dice que si a un chico le gustas con el maquillaje, también le tienes que gustar sin él. Le gusta ir natural, y su lema es "a quien no le guste, que no mire". Últimamente, se maquilla, no me preguntes porque, pero quiere gustarle a alguien. Quiere gustarse a si misma. Pero tampoco se maquilla como una profesional, porque no sabe, simplemente, raya de ojos, rimmel y polvitos en la cara, nada más.
Un día le gustaría que, maquillada o no, se le acercara un chico, le dijera lo guapa que está y que ella no se pusiera nerviosa, como lo hace todas las veces que le pasa esto.
Le gustaría perder su timidez y tontear con algún chico que le guste, pero no puede, su timidez puede con ella. Y se arrepiente, claro que se arrepiente, y espera al siguiente día que lo vuelva a ver y dice "hoy le hablo"; pero no, simplemente queda en unas palabras que me ha dicho a mí, y como dicen, las palabritas se las lleva el viento.

lunes, 7 de marzo de 2011

Nota:

1: No mezclar alcohol con problemas personales.
2: No ir desabrigada en pleno invierno, porque te levantarás fatal.
3: No hay que llorar, que la vida es un carnaval (8)

jueves, 3 de marzo de 2011

Carnaval!

Ya está aquí, y no tiene ni idea de que disfrazarse.
Que poca imaginación tiene...
Y eso que le están dando ideas eh, pues nada, no le convence nada.
¡Necesita más!

martes, 1 de marzo de 2011

Podría pasarse la tarde entera sin hacer nada, tirada en el sofá, viendo la tele, escuchando música, comiendo, bebiendo, leyendo un libro. En resumen, haciendo el vago.
Pero, por desgracia, tiene mucho que hacer.
EXÁMENES EXÁMENES EXÁMENES...

domingo, 27 de febrero de 2011

Como una niña.

Si no consigue lo que quiere, se encapricha, si lo consigue, todo está bien.
Se lo pasa en grande cuando hace lo que quiere y se aburre cuando... se aburre, sin más.
Le cuesta mucho estar sentada más de una hora en el mismo sitio.
Es inquieta.
Le gusta jugar con los demás niños y recordar su infancia.
Le gusta gritar hasta quedarse sin voz.
Ayer, por ejemplo, animó a su equipo como si se estuviera jugando un título. Se pintó la cara con los colores, se puso la camiseta y la bufanda y allá fue, con su amiga al estadio.
Desde el primer minuto, no paró de animar, de cantar, de gritar, de reírse. Los últimos minutos buf, le iba a dar algo, no podía más, tenía las manos rojas de tanto aplaudir, tenía la garganta fatal y le faltaba el aire del calor que tenía. Se lo pasó en grande con el resultado que quería, o bueno, más bien con el que más se asemejaba. Pero le valía. Se lo pasó como una niña de 5 años.
Y esto es lo que tiene que hacer con su día a día. Animar y animar hasta quedarse sin fuerzas y sacar todo esto adelante, como parece que está empezando a hacer su equipo ahora mismo. Y pasárselo como una niña todos los días, que vida, solo hay una.

viernes, 25 de febrero de 2011

Que si, que si

"Que la vida es así, hazme caso.
Hay etapas, como esta, de tristeza total.
Hay etapas, como la de hace unos meses, de felicidad total.
También te aburrirás muchísimo, y al día siguiente llorarás de la risa.
Saltarás por todas partes cuando consigas lo que quieres, y te derrumbarás cuando salgo mal algo que no quieras.
Habrá persona en tu vida que se quedarán para siempre, y otras, que se quedarán simplemente unos meses.
Tendrás amigos que te apoyarán en todo, te dirán las cosas como son, y le afectará tu estado de ánimo.
Algún día, tendrás un perro viviendo contigo, como siempre quisiste hasta ahora.
Algún día, en unos años, harás realidad los sueños que tienes.
Y, algún día, te darás cuenta que la felicidad no hay que buscarla, viene sola, como el amor.
Que si, que la vida es muy caprichosa, pero... ¿Hay alguien más caprichoso que tú en este mundo?"

lunes, 21 de febrero de 2011

"¿Qué está saliendo todo mal?
¿Qué tienes exámenes sin parar?
¿Qué no puedes tocar el ordenador durante toda la semana?
¿Qué no aguantas nada de esto ya?
¿Qué estás fatal?
Pues venga, yo sé que puedes, puedes con esto y mucho más.
Ánimo."
No le supe decir otra cosa, pobre...

viernes, 18 de febrero de 2011

"Si quieres reír, ríe. Si quieres llorar, llora. Si quieres gritar, grita. Si quieres comprar, compra. Si quieres gominolas, vete a la tienda de chucherías y compra. Si quieres ropa nueva, ve a por ella. Si quieres salir, sal. Si quieres darle un abrazo a quien sea, dáselo. Si quieres decir te quiero, dilo. Si quieres cantar, canta. Si te duelen los pies, descálzate y mételos en agua caliente. Si te apetece maquillarte, maquíllate. Si quiere ponerte guapa, ponte guapa. Si tienes antojos, hazlos realidad. Si tienes que desahogarte, desahógate. Si quieres bailar, hazlo como si nadie te estuviera mirando. Vive la vida, que no te importe lo que los demás piensen de ti."

martes, 15 de febrero de 2011

Como cada noche, se mete en cama. Sueña despierta, sonríe.
Y de repente se da cuenta de lo sola que siente, y le empiezan a escocer los ojos. No quiere que las lágrimas salgan de ella... Pero es inevitable.
No tiene a quien darle un abrazo, así que coge a su peluche, y lo abraza, con todas sus fuerzas.

lunes, 14 de febrero de 2011

DSV

No tiene con quien celebrarlo. El año pasado si que tenía, y lo celebró con una personita que ahora ya está completamente olvidado, pero que no puede evitar pensar en ese día.
Y también piensa en con quien lo podría estar pasando hoy...
Ayer lo volvió a ver, cara a cara, se saludaron incluso. Y hablaron como... Unos 30 segundos.
Solo había que ver su cara. Hasta veía que decían sus ojos. Se emocionó toda, y hoy, aquí sigue, emocionada.
Está rara... Un sentimiento raro.
No se puede decir que le estén yendo bien las cosas, pero se está haciendo inmune a la mayoría, supongo. Aunque llore casi cada noche.
Yo en un día como hoy, solo puedo decirle que el amor no se busca, que se encuentra.
Y ella, espero que lo encuentre pronto.

viernes, 11 de febrero de 2011

Orgullo.

¿Sabéis lo que más me fastidia de ella?
Su puto orgullo, lo orgullosa que es.
Porque "gracias" a él hoy está mal. Y lo seguirá estando, hasta que se deje de tantas gilipolleces.

jueves, 10 de febrero de 2011

Jueves.

Hoy es jueves, lo que significa que dentro de 3 días, el domingo, lo verá, pero cara a cara.
Hablará con él incluso.
No está nerviosa, ni está deseando que llegue ese día. Simplemente, quiere ver como reaccionará él.
Pero bueno, que reaccione como quiera, que según dice ella, ya no le importa.

martes, 8 de febrero de 2011

Llegó el día.

Si, llegó el temido día en el que se derrumbó.
Cuando por fin lo vio por la calle, lo vio de la mano de otra chica, dándole besos sin parar. No podía ser cierto lo que sus ojos veían... Se le cambió la cara por completo. Y nos fuimos para casa, aparentaba normalidad, sonreía, para ocultarse (no la conoceré bien yo a estas alturas...).
Por la noche, empezó a llorar sin parar. No sé si le quedarían lágrimas para salir...
Habló con su mejor amiga y le dijo todo lo que sentía. Todo. Necesitaba desahogarse, y para eso, también necesitaba llorar, sin parar.

lunes, 7 de febrero de 2011

Candados.

Como en ese libro de Federico Moccia, en el que dos enamorados ponían un candado en el puente de Roma para jurarse amor eterno.
Ahora esos candados se empiezan a ver por España.
Y a ella le encantaría coger uno, escribir en él tu nombre y él suyo, y ponerlo en algún lugar de su ciudad, en alguna valla de algún sitio que os representara. De hecho, ya ha pensado cual sería la valla ideal... Se llama a sí misma ilusa, no le falta razón. Se ríe.
Aunque bueno, también le gustaría hacer un candado con sus verdaderos amigos, para que nunca la dejen sola, ni ella a ellos. Eso sería más posible, bastante más. Pero visto como están las cosas en estos momentos... A posible habría que añadirle la sílaba im.

domingo, 6 de febrero de 2011

Las cosas cambian.

Ya dije yo que esta felicidad le duraría poco, lo ve todo distinto.
Ve que no lo va a ver hasta dentro de un mes o dos, y eso es una eternidad.
No se habla con su mejor amigo, por tonterías, y lo echa de menos, muchísimo.
Su mejor amiga no es la misma con ella, y la echa de menos. Estar viviendo en ciudades distintas influye, pero podría seguir siendo como siempre. La echa mucho de menos. Y le gustaría decírselo, pero no puede.
Ahora mismo no es ella misma. Y no sabe que hacer.
Yo tampoco sé que decirle.

viernes, 4 de febrero de 2011

¿Sabes que me gustaría?
Que te acercaras, que me susurraras algo al oído, con esa voz tan bonita que tienes, y que me besaras.
Y quedarme hasta que amanezca contigo. O, en tal caso, todo el tiempo que hiciese falta.
Att: La que debería ser "tu chica".

miércoles, 2 de febrero de 2011

Tic tac, tic tac.

Sigue igual de feliz que el otro día. O incluso más.
Por la mañana estuvo riendo riendo sin parar, por cualquier tontería. Y hacía reír a los demás.
Ahora mismo solo está pensando en que ponerse este fin de semana, aunque sea miércoles, y también está contando los días que quedan para volver a verlo.
Está emocionada. Deseando que llegue ese momento... Aunque puede que él ya no se acuerde de ella... Pero no pasa nada. Ella quiere escuchar aunque sea un hola, y hará lo que sea para conseguirlo.
Me encanta verla así.
Y ahora, con el tremendo día que hace y su felicidad, nos vamos a dar una vuelta, a ver si por casualidad nos lo encontramos, y sino, a seguir esperando.

lunes, 31 de enero de 2011

Sueños.

Y hoy, por primera vez, desde hace mucho tiempo, la he visto feliz todo el día. ¡Todo el día!
Si, hoy estuvo riéndose sin parar por cualquier cosa, gritando de la emoción por su vuelta, hablando sin parar, saltando por los pasillos del colegio adelante, cantando cualquier canción que se le viniese a la cabeza. Le daba igual quien le viese haciendo el tonto. ¡Estaba feliz!
No paraba de sonreír, con esas sonrisas que le sacan otra a cualquier persona en este mundo.
Me gusta verla así, aunque sé que esta felicidad no le durará mucho.
Él ha vuelto. Esa persona por la que derrochó una lágrima cuando se enteró de que se iba, aunque nunca hayan tenido nada. Esa persona que le hacía gritar de la alegría cada vez que lo veía o le hablaba.
Ella, estaría dispuesta a coger su mano e irse, de un día para otro, desaparecer y empezar una nueva vida con él. En cambio él... Solo sabía que existía cuando la veía, pero a ella le valía. Estaba feliz a su lado, aunque solo fueran 30 segundos para sacarse una foto.
Le gustaría decirle te quiero cada día, darle un beso de buenos días y lo que fuera de buenas noches. Le gustaría dormir cada noche con él. Le gustaría hacer de todo con él.
Pero en cambio, se conforma con dos besos, incluso con un hola suyo, porque sabe que todo lo demás es imposible, así es, imposible. Digamos que es su amor que sabe que nunca va a conseguir, pero que lo tiene cerca.
Le encanta su físico, le encanta su sonrisa, le encantan sus ojos, le encantan sus tatuajes, le encanta su voz, le encanta como le hable, le encanta su forma de ser, por lo que ha podido ver. Le encanta él.
Ayer por la noche se fue a la cama soñando con él, siempre empieza a soñar despierta antes de quedarse dormida, y ayer soñó con eso. Supongo que hoy también lo hará. Y mañana. Y pasado. Hasta que se canse, que va a ser pronto. Tampoco es cuestión de estar soñando lo mismo noche tras noche, ¿no?
Pero bueno, ella está feliz por su vuelta. Muy feliz. Y eso es con lo que me quedo.

domingo, 30 de enero de 2011

Cómplice de miradas.

Y de repente, allí nos encontramos. En uno de los pubs de nuestra ciudad.
Con todas sus amigas, risas por aquí, risas por allá. Y me dice al oído que está el chico que le hace "tilín".
Coño, acércate, no le apartes la mirada, si no te quieres acercar tú, nos acercamos las dos, me da igual. Así, muy bien. Una sonrisa, otra. Se da cuenta, al fin.
De un minuto para otro se queda solo, detrás de nosotras.
No para de mirarla... ¡Haz algo tía, no para de mirarte! Me hace caso. No paran de mirarse, se están comiendo con las miradas, y sonrisas de por medio.
Viene hacia aquí... Que nerviosa está. Le da un trago al cubata, respira y se tranquiliza.
Y yo, casi que me voy, y dejo que se sigan mirando sin parar.

miércoles, 26 de enero de 2011

Después de pasar tantas horas a su lado, sin descanso me he dado cuenta de como es.
Le gusta el mar y le resultaría muy difícil vivir sin él, es adicta a los zapatos de tacón, le gusta reírse a todas horas y estar feliz, aunque se derrumba con facilidad, llorar para desahogarse y que nadie la vea, el color rosa, pintarse las uñas cada semana se ha convertido en rutina, arreglarse, ponerse guapa. Es adicta a ir de compras, va cada semana, y detesta volver a casa sin bolsas. Adora dormir, aunque le gusta aprovechar bien los días. Le gustan las galletas de chocolate y el chocolate con leche. Le gusta que le miren, pero también quiere pasar desapercibida. Le encanta escuchar los problemas de sus amigos y tener algún consejo útil para ellos. Es vaga como ella sola. Siempre le echa más sal a la comida de la que le ha echado su madre. Le encantan los niños pequeños. Le encanta levantarse por la mañana y ver un día soleado y sin viento. Le encanta ir a la playa, según me ha dicho. En verano quiere ir al Mediterráneo. Se prueba ropa sin parar para ver como le sienta. No para ni de mirarse al espejo ni de tocarse el pelo. Le encanta Gossip Girl. Está soñando siempre despierta, convencida de que algún sueño se cumplirá. Es un poco borde, la verdad. Le gustan los perros pequeñitos, en cambio, los grandes le dan un poco de miedo. Le encanta caminar bajo la lluvia. Odia la humedad, aunque en Coruña hay mucha. Le gusta disfrazarse en carnavales. Le gusta el decorado navideño, aunque en su casa ya no lo pongan. No le gusta estudiar, aunque lo hace para ser lo que ella quiere. Le gusta hablar por teléfono. Es tímida, muy tímida, y le dan vergüenza muchas cosas. No podría vivir sin música y a veces se imagina encima de un escenario. Se ilusiona con facilidad, y se suele llevar muchos chascos. Le gustar hurgar en el pasado, sabiendo el daño que esto le hará. No le gusta ser ignorada. Odia estar hablándole a un persona y que esta no le haga caso. Le encanta maquillarse los ojos y resaltar su color. Es ella. Es única.

domingo, 16 de enero de 2011

Pensando.

Y pensando, le da la impresión de que hace todo mal. Que más da que se ponga guapa si nadie le dice lo guapa que está. Que más da que se maquille si nadie le dice lo bien que le queda la raya de ojos. Ayer no tenía a su madre para que le dijera: que guapa. Estaba sola. Sus amigas no le dicen nada. Y aún encima, después de mucho tiempo sin ver a uno de sus mejores amigos, se molesta con ella. Se enfada.
Piensa que hace todo mal, y sinceramente, no le falta razón. La gente le da motivos para que piense eso.
En los estudios no es precisamente buena. No saca 10, ni 9, ni 8, ni incluso 6. Normalmente no pasa del 5. Ella siempre dice que es porque no puede, no sirve para eso. Sinceramente, yo sé que es por pura vagancia.
Digamos que no ha empezado el 2011 con buen pie, y no ha acabado el 2010 con buen pie.
Le gustaría que todo fuera como antes, no pide más que eso. Pero las cosas siguen así, siguen su curso, igual que ella tiene que continuar el suyo, y estoy completamente segura, de que sacará todo adelante y que algún día, será una mujer feliz.

sábado, 15 de enero de 2011

Hoy he hablado con ella. Me ha dicho que con el sol que hace, le apetece ir a dar una vuelta por el paseo marítimo a ver el mar, y que por la noche, le apetece cenar en el italiano más famoso de su ciudad y que tanto le gusta, le apetece ponerse los tacones más bonitos que tiene y que aún no ha estrenado, le apetece ponerse la ropa que compró en las rebajas y que tanto le gusta, y sobretodo, maquillarse los ojos y resaltar su color. Le apetece salir, pasárselo muy bien. Quiere que los chicos la miren y que digan que guapa es. Le apetece estar con sus amigas y tener una noche perfecta. Le apetece llegar a las tantas de la mañana a casa. Le apetece olvidarse de todos los problemas que tiene. Le apetece bailar hasta que ya no pueda con los pies.
Que coincidencia, todo eso también me apetece a mi.

jueves, 13 de enero de 2011

Después de estar un buen rato sentadas, ella seguía llorando, sin parar. No lo pude evitar, empecé yo, tampoco podía parar, me pone muy mal ver a una persona llorar. Con mi mp3 a todo volumen, intenté animarme con canciones de discoteca, no me gusta llorar en público. Ella escuchó la música y dijo la típica frase que yo suelo decir "te vas a quedar sorda". Le sonreí, ella hizo lo mismo conmigo y me dio las gracias millones de veces. Nos presentamos y hablamos. Para no sacarle el tema directamente, empezamos a hablar de lo que cada una estaba haciendo.
Después de 10 minutos, le note la mirada triste de nuevo, miró para la izquierda y me miró. No entendía nada, hace apenas 10 minutos estábamos hablando bien, alegremente, con risas por el medio.
Le tenía que preguntar, me veía obligada. Le hice la pregunta que se suele hacer en estos casos "¿Qué te pasa?"
No hablaba, hubo un silencio incómodo y de repente se fue corriendo. No entendía lo que pasaba, empecé a sonreír, de nervios o irónicamente, ya no sé, pero parecía que corría para huir de sus problemas. Me gustaría decirle que por mucho que huya de ellos, ellos la van a seguir, si no hace nada por superarlos convivirán con ella.
En fin, mañana volveré a ver si está en aquel lugar para hablar con ella.

martes, 11 de enero de 2011

Hoy he vuelto a pasar por ese lugar donde la vi hace unos días para ver si la veía otra vez y descifraba algo. Me sentí identificada con ella en cuanto la vi. No estaba donde el otro día y supuse que esta vez estaría por otro lado. Pero unos metros más adelante, estaba sentada en un banco, con un chico, supuse que sería un amigo, ya que no estaban ni tocándose prácticamente. Yo llevaba puestas gafas de sol y el mp3, me encanta escuchar música sin parar. El banco en el que estaban sentados tiene dos partes, yo, como cotilla que soy y de tan identificada que me sentía con ella, me senté en la parte de atrás del banco. Apague el mp3 para escuchar lo que decía (está mal, lo sé). Lo primero que le escuche decir fue "no encajo"... ¿Qué no encaja dónde? Hubo un largo silencio, no sé que cara ponía ninguno de los dos. Ella seguía hablando, le decía como se sentía, pero me había perdido tanta parte de la conversación que no sabía a que se refería. Al cabo de 10 minutos, vi de reojo como miraba para mí, y se fue con su amigo. La seguí con la mirada, y de las veces que miró para atrás, puede ver que tenía la nariz roja y los ojos un poco hinchados, lo que suele pasar después de llorar. No entendía nada.
La verdad, a mi también me apetecía llorar un rato, así que me levante, encendí el mp3 y puse música para aislarme de todo. Fui a dar otra vuelta pensando en todo, y me la volví a encontrar, sola, llorando... Levantó la mirada, me miró y entendí lo que me quería decir. Me senté a su lado, la abracé y esperé a que hablara cuando quisiese.

La sonrisa.

Cuantas cosas se pueden decir a través della. Sonrisa alegre, sonrisa triste, sonrisa nerviosa... Cuando voy por la calle veo a gente sonriendo sin parar, veo a gente contenta, a gente alegre, pero allí, unos metros a la derecha hay un grupo de gente, un grupo de amigas, parecen buenas amigas, como si se conocieran desde hace mucho tiempo y supieran todo las unas de las otras. Intentan sacarle una sonrisa a una niña que está sentada, sonriendo por sonreír, simplemente quiere llorar, que la dejen sola, se le nota. Está nerviosa, no sabe que hacer. Quiere salir de ahí, de ese grupo de amigas. No les para de sonreír, pero no es creíble. Se ve a simple vista que está mal, y no sabe que hacer para salir del pozo en el que está metida.